Cargando..

Hundimiento perpetuo

Enviar e-mail 0

Julien Berthier ha reconvertido un yate de 6,5 metros de eslora partiéndolo por la mitad y añadiéndole un motor y una nueva quilla consiguiendo un barco que seguro que no deja a nadie indiferente y al que a bautizado “Love, Love”.



Deja tu comentario

comparte:

Digg Del.icio.us StumbleUpon Reddit Twitter Facebook Buzz RSS

Publica tu comentario en DR.T