Cargando..

Un dragón 3D que te sigue con la mirada, o no

Enviar e-mail 0

¿Curioso, verdad?


Simplemente el dibujo de la cara se ha imprimido en una cartulina cóncava, en lugar de convexa. Nuestra mente interpreta la figura dando por sentado que el volumen de la cabeza del dragón se corresponde con los volúmenes habituales de cualquier objeto, con proyección hacia el exterior. Pero en este caso es justo a la inversa, como podemos ver al final del vídeo. La cartulina se encuentra doblada hacia adentro y así hasta que nos desplazamos hasta el extremo de la perspectiva la cara parecerá perseguirnos moviéndose de una manera que en una representación convexa presentaría mucho menos efecto tridimensional. Además se añade a este truco que el movimiento de la cabeza del dragón parece producirse al doble de la velocidad aparente con respecto a los movimientos que hacemos nosotros, con lo que nos resulta aún más extraño.

Deja tu comentario

comparte:

Digg Del.icio.us StumbleUpon Reddit Twitter Facebook Buzz RSS

Publica tu comentario en DR.T