Cargando..

Una estafa de 200.000 dólares, muy absurda

Enviar e-mail 0

Un hombre de 48 años de Illinois que mantenia una relación a distancia con su 'cibernovia' desde hacía unos 2 años, tras no poder contactar con esta, llamó a la policía para denunciar que había sido secuestrada en Londres.

La policía alarmada ante este hecho al comprobar los datos y la foto se dio cuenta de que era la foto de un carnet de conducir de muestra del estado de Florida y tuvo que darle las noticias de que su novia no era real.

Tras esto el hombre confesó que habia estado realizándole transferencias a numerosas cuentas de Nigeria, Malasia, Inglaterra y Estados Unidos con un valor total de 200.000 dólares.

Deja tu comentario

comparte:

Digg Del.icio.us StumbleUpon Reddit Twitter Facebook Buzz RSS

Publica tu comentario en DR.T